Hoteles y restaurantes solo para adultos: ¿es legal prohibir el acceso a los niños?

Hoteles y restaurantes solo para adultos: ¿es legal prohibir el acceso a los niños?

Cada vez hay más hoteles y restaurantes orientados al público adulto que expresamente excluyen de sus servicios a los más pequeños.

Los niños gritan. Gritan, corretean, pegan pataditas a las sillas y media hora más tarde aún siguen gritando. No nos ha dado un ataque agudo de niñofobia, es un hecho constatado que en algunas situaciones los niños pueden resultar tremendamente molestos. Por eso muchos establecimientos, sobre todo hoteles y restaurantes, cuelgan el cartel de “solo adultos” prohibiéndoles la entrada a las familias con niños. Pero ¿es legal o es una medida discriminatoria que no tiene validez?

Hoteles y restaurantes solo para adultos

Es una auténtica moda que va a más. Cada vez hay más hoteles y restaurantes que no permiten el acceso a niños. Y para muchos es un respiro, desde luego. Todo el mundo ha vivido esa experiencia más cercana a la pesadilla de reservar un fin de semana de relax y paz en un hotel con encanto con la intención de descansar y alejarse del mundanal ruido y ver cómo sus expectativas de tranquilidad quedan arrasadas al paso de esa familia con niños.

Que muchas personas quieran ir a un restaurante y no tener niños correteando entre las mesas o que quieran disfrutar de una estancia tranquila en un hotel es un deseo que comprendemos y compartimos. También lo comparten muchos hoteles y restaurantes que ofrecen sus servicios solo para adultos. Pero aquí nos encontramos con un viejo conocido: que lo ponga en un cartel no quiere decir que sea legal. Y resulta que en España no es legal prohibir el acceso a los niños a ningún hotel o restaurante.

El establecimiento no puede acogerse al derecho de admisión porque sería una práctica discriminatoria para un colectivo, en este caso los niños. Entonces si vas con tus niños a un hotel y te dicen que es un hotel solo para adultos, que sepas que puedes hacer valer tus derechos. Otra cosa es que no te compense porque estos establecimientos orientados al público adulto no van a poder ofrecerte determinados servicios e instalaciones que tus niños necesitan.

El cartel de “solo adultos” en hoteles y restaurantes no es un decreto, es una medida disuasoria para las familias. Y a eso sí tienen derecho. Hoteles y restaurantes tienen derecho a elegir su público objetivo y publicitarse de la forma que crean conveniente para atraer a sus potenciales clientes. No es legal prohibir la entrada a los niños en estos establecimientos, pero ¿de verdad quieres entrar con tus niños a un lugar donde no son bien recibidos?

Artículo recomendado

Buscador gratuito de residencias

Buscador gratuito de residencias

Encuentra la residencia que encaja con tus necesidades. Puedes filtrar por preferencias, ver los servicios y fotos de cada centro e incluso contactar...

Relacionados

Comentarios