Muhammad Ali, un ejemplo de autoconfianza y motivación

Muhammad Ali, un ejemplo de autoconfianza y motivación

Cassius Marcellus Clay Jr., más conocido como Muhammad Ali, fue un boxeador estadounidense, considerado uno de los mejores de todos los tiempos. Destacó, por supuesto, por conseguir entre otros logros ser campeón del mundo de pesos pesados, pero también por su forma de ser y actuar.

Dicen que los campeones, sean del terreno que sean, deben der sumamente positivos y tener una gran confianza en sí mismos para creerse realmente sus facultades y poder así conseguir sus objetivos.

Muhammad Ali iba más allá. Tenía una arrolladora personalidad que, por estar carente de humildad (al menos de forma manifiesta), podría tildarse de soberbia y arrogante. Sin embargo, lejos de ser objeto de crítica, público y crítica lo adoraron y se convirtió en un ejemplo de positivismo y motivación.

De hecho, podría considerarse pionero en el uso de autoafirmaciones. Este vídeo así lo demuestra:

He aquí algunas de sus frases más famosas:
 
-"Soy rápido, soy guapo, soy el mejor".
 
-"Cuando eres tan grandioso como yo, es difícil ser humilde".
 
-"Si mi mente puede concebirlo, y mi corazón puede creerlo, entonces puedo lograrlo".

-"Para ser un gran campeón, tienes que creer que eres el mejor; si no lo eres, haz como si lo fueras".
 
En una ocasión, incluso se le escuchó decir lo siguiente antes de subir al ring: "Si sueñas siquiera con derrotarme, es mejor que te despiertes y te disculpes".
 
Ya desde pequeño tenía esa fuerza y convicción para lograr cualquier cosa que se propusiera. De familia humilde, de niño trabajaba en un almacén para poder sobrevivir. Su sueño era comprar una bicicleta azul y, tras duros años de ahorro, logró comprar una de segunda mano. ¡Estaba tan orgulloso de su logro! Pero un día se la robaron y, a pesar de sus esfuerzos en buscarla por toda la ciudad, jamás pudo encontrarla. Nunca olvidó aquello, pero supo convertir ese "fracaso" en la máxima de sus motivaciones. Cada vez que se subía al ring, se decía así mismo: "Este es el que me robó la bicicleta".

Artículo recomendado

Mi madre se ha roto la cadera y ya no puede vivir sola. ¿Qué podemos hacer?

Mi madre se ha roto la cadera y ya no puede vivir sola. ¿Qué podemos hacer?

Lamentablemente es una situación que pasa más de lo que todos querríamos. La persona mayor está bien, es totalmente autónoma, pero de pronto una caída, un...

Relacionados

Comentarios