Las retenciones del IRPF en las pensiones de jubilación

Las retenciones del IRPF en las pensiones de jubilación

Los jubilados también tienen que hacer la declaración de la Renta salvo algunas excepciones. Y ¿cuáles son las retenciones del IRPF en las pensiones de jubilación?

Poner fin a la actividad laboral de toda una vida no pone fin a las obligaciones con Hacienda y por eso los jubilados también tienen que hacer la declaración de la Renta. Las pensiones de jubilación cuentan como rendimientos del trabajo, así que están sujetas a las retenciones del IRPF de la misma forma en que lo están las nóminas de los trabajadores en activo. ¿Y cuáles son las retenciones del IRPF en las pensiones de jubilación?

Tramos para las retenciones del IRPF en las pensiones

Al igual que en el caso de los trabajadores, el IRPF de los jubilados funciona por tramos y según ese tramo se aplicará un porcentaje de retención diferente. Si nos vamos a lo general, vemos que la pensión de jubilación media es de 15.085 euros al año y la retención media es del 7 %. Pero será mejor que nos vayamos a lo concreto para que te hagas una idea de las retenciones que te van a aplicar en este ejercicio.

+ 1 %: es la retención mínima para las pensiones de menos de 12.000 euros al año.

+ 2,61 %: el segundo tramo de retención se aplica para los ingresos de 12.001 y 18.000 euros anuales.

+ 8,70 %: el tercer tramo para los ingresos de entre 18.001 y 24.000 euros al año.

+ 11,83 %: el cuarto tramo se aplica a los ingresos de entre 24.001 y 30.000 euros.

+ 15,59 %: es la retención máxima para pensiones superiores a los 30.000 euros anuales.

Estas retenciones pueden variar según situaciones particulares como grado de discapacidad, ingresos adicionales a la pensión de jubilación o alguna deducción a causa de la situación familiar. Para no llevarte sorpresas en el resultado final de la declaración de la Renta, la Agencia Tributaria tiene en su página web una calculadora de retenciones que resulta muy útil antes de hacer la declaración.

Pero también queremos recordar que hay jubilados exentos de presentar la declaración de la Renta, como aquellos cuyos ingresos anuales no superan los 2 000 euros siempre  y cuando esa cantidad se reciba de un solo pagador. Si los ingresos provienen de dos pagadores, es decir, de la Seguridad Social y de otro, entonces los ingresos mínimos para estar exento de hacer la declaración bajan a 14 000 euros al año.

Artículo recomendado

Mi madre se ha roto la cadera y ya no puede vivir sola. ¿Qué podemos hacer?

Mi madre se ha roto la cadera y ya no puede vivir sola. ¿Qué podemos hacer?

Lamentablemente es una situación que pasa más de lo que todos querríamos. La persona mayor está bien, es totalmente autónoma, pero de pronto una caída, un...

Relacionados

Comentarios