Encuesta sobre el impacto de la COVID-19 en el consumo de los mayores

martes, 23 de junio de 2020

Encuesta sobre el impacto de la COVID-19 en el consumo de los mayores

En Plusesmas hemos realizado un estudio sobre los hábitos de consumo y los cambios de comportamiento suscitados por la situación de pandemia mundial. Para ello, hemos enviado una encuesta a 100.120 suscriptores de nuestro boletín gratuito semanal. Presentamos los resultados y comentamos las conclusiones principales.

¿Cómo hemos vivido el confinamiento? ¿En qué medida ha cambiado nuestro comportamiento? ¿Modificaremos nuestros hábitos y formas de consumo a partir de este momento? En Plusesmas hemos realizado un estudio para conocer las respuestas a estas y otras preguntas que, sin duda, serán de gran interés a la hora de adaptar las estrategias de marketing a la "nueva normalidad" que se presenta.

La mayoría ha llevado bien el confinamiento

Es la primera vez en la historia que hemos tenido que confinarnos en casa de forma obligatoria y por un largo período de tiempo. Aún así, el 62,72% de los encuestados afirma haberlo llevado bien. Y es que son muchos los que se han sorprendido a sí mismos descubriendo el placer del hogar, dulce hogar. "He aprendido algo que antes no hacía, por ejemplo disfrutar más de mi casa y con más tranquilidad, sin importarme el tiempo, y leer más que antes", cuenta uno de los encuestados.

estudio1

 

Los gastos se mantendrán, excepto en ocio y turismo

La visión de futuro, a menos en lo que a consumo se refiere, no se presenta a priori pesimista. De hecho, un 62,81% de los encuestados tiene previsto mantener los mismos gastos relativos al automóvil; un 76,92% no piensa reducir su inversión en salud; un 76,57% desembolsará lo mismo en higiene y belleza; un 88,11% seguirá gastando lo mismo en alimentación; y el 59,09% no cambiará su presupuesto para ropa. De los sectores analizados, solo el turismo y el ocio se verán afectados, donde un 42,31% y un 34,97% de los encuestados, respectivamente, aseguran que sí reducirán sus gastos. "Yo no estoy en edad de ahorrar, quiero hacer todo lo que no pude cuando trabajaba", se expone en uno de los comentarios.

estudio3

estudio3A

estudio3B

estudio3C

estudio3D

estudio3E

estudio3F

estudio3G

 

Incertidumbre respecto a las compras 'online'

Lo que no está muy claro todavía es si los hasta ahora "compradores tradicionales" se pasarán al bando de los consumidores online. Menos de la mitad de los encuestados declara haber descubierto las ventajas de comprar online y, en consecuencia, no tiene previsto hacerlo más a futuro. Algunos, porque les resulta más incómodo o complejo: "La compra por Internet sigue teniendo para mí algunos problemas, sobre todo en las devoluciones; hay algunas veces cuesta mucho devolver y te tienes que quedar con cosas que no te convencen del todo". Otros, porque quieren apoyar al comercio tradicional: "Solo compraré online lo prudencial y necesario. A mí me gusta comprar productos y en tiendas del lugar donde vivo, hay que ayudar a nuestro comercio".

estudio4

estudio5

 

 estudio6

 

estudio6B

estudio6C

 

estudio6D

estudio6F

 

La mayoría seguirá siendo fiel a sus marcas

A pesar de la evidente preocupación por la economía individual, un 63,16% de los encuestados no tiene pensado cambiar de marcas. Solo un 11,93% tiene claro que las sustituirá, y un 24,91% tiene dudas al respecto: "Es posible que tengamos que priorizar precio antes que marca".

estudio7

 

Muchos han roto así las barreras digitales

Si hay algo positivo que nos deja esta crisis es que no nos ha quedado más remedio que ponernos al día en ordenadores, tecnología e Internet. El 48,07% está de acuerdo en que esta situación ha permitido mejorar la brecha digital. "Creo que algo puede haber contribuido a la modernización de las costumbres en cuanto a comunicación"; "En mi caso me he dado cuenta de que tengo muchas deficiencias"; "Ahora en educación más personas usan medios digitales". "Aunque pone en evidencia que es necesaria mayor inversion por parte de las instituciones, mayor facilidad en el uso de las mismas y mejorar el conocimiento para la población en general".

estudio9

 

estudio10

 

estudio11

 

estudio13

 

El 'boom' de la teleasistencia

Cada vez son más las personas que confían en la tecnología como forma de atención sanitaria, y esta crisis no ha hecho más que acrecentar el interés por la teleasistencia en casa. En concreto, un 66,32% de los encuestados estaría dispuesto a probarla. Además, esta pregunta nos ha permitido conocer que gran parte de la población aún es desconocedora de este tipo de servicios, pero que están interesados en informarse.

estudio12

 

Otros datos

estudio2

 

estudio8

 

estudio14

 

Relacionados

Comentarios