¿Sabías que hay proteínas antienvejecimiento?

¿Sabías que hay proteínas antienvejecimiento?

Es bien sabido que una adecuada alimentación, sumada a la practica habitual de ejercicio físico, ayuda a mantenernos sanos y activos durante el periodo de envejecimiento. Lo que no todo el mundo sabe es que existen ciertas proteínas, concretamente dos, que en nuestro organismo ayudan a envejecer de forma más lenta.

Las dos proteínas con efectos anti-aging son:

  • Proteína BDNF
  • Proteína SIRT1

BDNF

La proteína BDNF se produce en el cerebro y regula la formación de nuevas neuronas a lo largo de nuestra vida. Esta proteína también es relevante en la memoria a largo plazo de las personas.

Esta comprobado que la producción de BDNF en el organismo se reduce a medida que vamos envejeciendo, por lo que puede estar relacionada con las pérdidas cognitivas.

Existen algunos ejercicios, principalmente aeróbicos, que ayudan a aumentar la síntesis de BDNF, entre otras funciones, pudiendo ser responsables de mejores cognitivas. Además, también pueden beneficiar la formación de nuevas neuronas.

En definitiva, la practica habitual de ejercicio ralentiza el envejecimiento de nuestro cerebro, potenciando la capacidad mental.   

SIRT1

Esta proteína se produce dentro de nuestras células, ayudándonos a regular su equilibrio interior. Está muy vinculada con los procesos de longevidad.

Esta proteína tiene “efectos anti-diabetes”, puesto que ayuda a las células a ser más sensibles a la insulina, ayudando a reducir la diabetes tipo II. La diabetes es una enfermedad crónica que deteriora nuestro cuerpo con el paso del tiempo, ya que afecta a los vasos sanguíneos, causando complicaciones al caminar, dificultades de visión y perjudicando el funcionamiento de los riñones.

Por otro lado, SIRT1 regula el gasto de nuestro metabolismo cuando no comemos. Por esto motivo, también se relaciona con las dietas bajas en calorías, así como la dieta de ayuno intermitente, ya que contribuye a mantener un peso óptimo.

El ayuno intermitente consiste en saltarse una de las tres comidas diarias. Pero para realizarlo, es importante que las otras dos comidas sean copiosas en alimentos nutritivos y saludables, como, por ejemplo:

  • Proteínas de alta calidad del pollo, carne o pescado
  • Verduras
  • Frutas
  • Grasas saludables como el aceite de oliva

Finalmente, añadir que también es importante reducir o eliminar la ingesta de leche y sus derivados, además del alcohol y el azúcar.

Dra. Nuria Escoda
Top Doctors

Artículo recomendado

Buscador gratuito de residencias

Buscador gratuito de residencias

Encuentra la residencia que encaja con tus necesidades. Puedes filtrar por preferencias, ver los servicios y fotos de cada centro e incluso contactar...

Relacionados

Comentarios