¿Cómo ha afectado la COVID-19 a nuestra salud mental?

¿Cómo ha afectado la COVID-19 a nuestra salud mental?

Multitud de aspectos en nuestras vidas se han visto tocados y transformados desde que en marzo pasado nos vimos obligados a confinarnos. Al oír que venía un virus proveniente de China, pensamos que nunca nos iba a tocar de tan cerca, estaba tan lejos…y de pronto estaba aquí, con nosotros, a nuestro lado...

Amigos, familia y compañeros se contagiaban y contemplábamos atónitos como se declaraba un “estado de alarma” que nos obligaba a estar encerrados en casa durante muchos días.

Para muchos pudo ser un alivio, un descanso, un parón necesario en un principio, pero después los días pasaban para todos. Algunos hicimos limpiezas a fondo, cambiamos muebles de lugar, vimos series, películas; otros hicieron pan, saltaban a la comba y hacían abdominales en los salones de casa como si no hubiera un mañana. Intentábamos ocupar el tiempo que se nos ofrecía, que normalmente era insuficiente.

El tiempo era demasiado largo. Sentíamos y vivíamos como nuestro la angustia de muchas familias que sufrían por sus familiares en la UVI. Muchas personas no sabíamos manejar esa ansiedad, ansiedad anticipatoria del “no saber” qué va a pasar mañana, con nuestro futuro, con nuestro trabajo. Los días pasaban y nos pasaban factura psicológica.

La COVID-19 y nuestra salud mental

Aún hoy seguimos sintiendo “miedo”, “miedo al contagio” (nuestro y de nuestros seres queridos). El coronavirus nos ha traído a nuestras vidas la incertidumbre y eso puede causarnos una ansiedad a veces difícil de manejar.  El insomnio se ha asomado a nuestras noches (los ansiolíticos se venden ahora más que nunca), la incomodidad de las mascarillas….todo se hace ahora más lento y pesado. Parece que todo cuesta más. Esa adaptación puede provocarnos miedos, sensaciones y sentimientos hasta ahora desconocidos.

Nuestra salud mental se ha visto afectada y hay que saber cómo reconducir los posibles trastornos que hayan aparecido en este tiempo. Es necesario tener tiempo para nosotros, desconectar de noticias COVID, de pantallas móviles a las que tanto nos hemos aferrado en estos meses. Hay que seguir con nuestros hobbies en la medida de lo posible y con las medidas de seguridad necesarias.

Hay que caminar al sol (esa Vitamina D tan necesaria), reír con los amigos aunque llevemos mascarillas, hablar de lo que nos preocupa y nos sucede…..todo lo anterior es la base de una buena salud mental.

Dar gracias por respirar cada día, por poder continuar luchando pese a las circunstancias que nos rodean y estar seguros que el futuro va a ser mejor. Tener la ilusión nos motivará a seguir y a continuar en esta lucha que nos ha tocado vivir.

Elena de Iracheta Ruiz
Top Doctors

Artículo recomendado

Buscador gratuito de residencias

Buscador gratuito de residencias

Encuentra la residencia que encaja con tus necesidades. Puedes filtrar por preferencias, ver los servicios y fotos de cada centro e incluso contactar...

Relacionados

Comentarios