¿Cómo se puede aprender a recordar mejor?

¿Cómo se puede aprender a recordar mejor?

Conociendo mejor el funcionamiento de la memoria, podremos saber qué trucos hay para aprender a recordar mejor.

Lo primero es percibir correctamente la información; es decir, oírla o verla bien. Muchos de los problemas de memoriade las personas mayores se deben a que empiezan a tener dificultades auditivas o visuales. Además, hay que estar atento (es muy improbable que un alumno que dormita al fondo del aula junto a un radiador recuerde lo que se ha dicho en clase) y, también, motivado porque difícilmente retenemos lo que no nos interesa.

Una vez recibida la información, lo que hacemos es relacionarla con lo que ya sabemos: al compararla con nuestros conocimientos previos, el anclaje de la información aumentay rápidamente podemos usar estrategias para reagruparla u organizarla por categorías: por ejemplo, aprender números de diez cifras es más fácil si los aprendemos por grupos de dos, porque es más sencillo memorizar cinco veces dos que diez veces uno.

Acto seguido, es la memoria emocional la que entra en juego, etiquetando la información (placer/disgusto, miedo, desgana...) así como su contexto («tengo deseos de aprender, es interesante, me apasiona», etc.). La mayor parte de la información que nos llega, sobre todo cuando es personal, está ligada a «etiquetas» emocionales: ¿teníamos sed, hambre, frío? ¿Estábamos contentos, tristes, enfadados, estresados? En este último caso, el sistema emocionalpuede volverse en contra: si estamos muy angustiados por una situación, el sistema emocional bloqueará la entrada de información, y lo que hagamos o vivamos en ese momento se memorizará mucho peor.

Relacionados

Comentarios