QUÉ HACER EN CASO DE ROBO O PÉRDIDA

Impida el uso fraudulento de su tarjeta bancaria

Impida el uso fraudulento de su tarjeta bancaria

“Me han robado la tarjeta”. Miles de personas repiten cada día la misma frase. Conviene tomar medidas para evitar el robo y, si no es posible, minimizar los efectos del hurto, procurando que el ladrón no pueda hacer un uso fraudulento de nuestra tarjeta bancaria.

Tome buena nota de unos prácticos consejos:

En relación al PIN...

  • Recoja la tarjeta y el número secreto directamente en la entidad bancaria en lugar de que se la envíen por correo para evitar que se extravíe y caiga en manos de terceros.
  • Memorice el número secreto de su tarjeta. No lo lleve anotado en su tarjeta o junto a ésta. Evite que dicho número coincida con referencias reconocibles tales como su fecha de nacimiento, teléfono de su domicilio, etc.
  • Evite utilizar el mismo número secreto como códigos de diversas tarjetas, móviles, etc.

En relación a la tarjeta...

  • Firme la tarjeta en el momento de recibirla.
  • No acumule demasiadas tarjetas en su cartera. Supone un riesgo innecesario en caso de robo, hurto o extravío.
  • En caso de pérdida o sustracción, póngase en contacto de inmediato con su entidad bancaria para que procedan a su cancelación. Asimismo realice la pertinente denuncia en la comisaría de policía más cercana.
  • No olvide las fechas en que deben ser atendidos los cargos de la tarjeta y mantenga saldo suficienteen la cuenta para no tener que pagar intereses por impago.

En los comercios...

  • Al efectuar una compra por medio de tarjeta, no la pierda de vista, para evitar cualquier manipulación de la misma.
  • Exija a los establecimientos la comprobación de su identidad y firma mediante la petición del DNI.
  • Conserve las copias de los justificantes de las transacciones y contraste los cargos reflejados en el extracto que su entidad le remita. En caso de que exista algún cargo incorrecto, notifíquelo a su banco o caja al objeto de que proceda a su inmediata rectificación.
  • Cuando efectúe una compra con la tarjeta o extraiga dinero en un cajero, no tire el resguardo de la operación realizada. Con ello evitará que sus datos personales y de la tarjeta puedan ser conocidos por terceras personas.

En los cajeros automáticos...

  • Antes de efectuar cualquier operación en un cajero automático revise su apariencia. Observe si existe algún elemento o dispositivo extraño colocado encima del cajero o teclado. Verifique el estado de la ranura habilitada para introducir la tarjeta y compruebe si existe alguna cámara o detector especial. En caso de duda, acuda a otro cajero automático e informe a la entidad donde esté situado el cajero y/o a la policía.
  • Procure utilizar los cajeros situados en el interior de las sucursales bancarias. Los cajeros exteriores no cuentan con cámaras de seguridad y existen mayores posibilidades de que el cajero haya sido manipulado.
  • Oculte el movimiento de sus dedos mientras teclea el número secreto en el cajero automático. Cúbrase con la otra mano o con una carpeta para evitar que terceras personas o alguna cámara ilegal recoja su número.
  • Si el cajero le retiene la tarjeta o no emite el comprobante de su operación, póngase en contacto de inmediato con la entidad bancaria para comprobar que no existe problema alguno.

Relacionados

Comentarios