¿Te pueden quitar la pensión de jubilación?

¿Te pueden quitar la pensión de jubilación?

En principio la pensión de jubilación no es compatible con otro trabajo y pueden suspenderte la prestación. Pero hay algunas excepciones.

La pensión de jubilación además de ser un derecho de los trabajadores es vitalicia, es decir, el pago de la prestación solo se extingue por causa de fallecimiento. Sin embargo, es cierto que te pueden suspender esa pensión si te encuentras en alguna situación incompatible con la jubilación. Hablamos, por supuesto, de mantener otro trabajo por cuenta propia o ajena. ¿Qué situaciones son incompatibles con la pensión de jubilación?

La jubilación activa para evitar la suspensión de la pensión

La información desde la Seguridad Social es clara con respecto a las actividades incompatibles con el cobro de la pensión de la jubilación. Un empleo por cuenta propia o ajena, el desempeño de un trabajo en el sector público o la actividad de un alto cargo suspenden inmediatamente el derecho a percibir la pensión. Una vez finalizada la incompatibilidad, es decir, una vez finalizada la relación laboral que sea, se podrá recuperar la pensión.

Sin embargo, muchas veces hemos hablado de compatibilizar la pensión con cierta actividad laboral, especialmente en el caso de los autónomos cuyas prestaciones suelen ser más bajas que las del pensionista medio. ¿Cómo es posible? Porque esta norma, como todas, tiene sus excepciones. Y para que tengan lugar esas excepciones existen las opciones de jubilación parcial, jubilación flexible y jubilación activa.

En estos casos se pueden realizar algunas actividades laborales y al mismo tiempo cobrar la pensión de jubilación. Por ejemplo, si por el trabajo que se realiza se perciben ingresos anuales inferiores al Salario Mínimo Interprofesional o cuando se quiere mantener la titularidad de un negocio estando ya jubilado. Los profesores universitarios y el personal sanitario en algunas ocasiones tampoco incurren en incompatibilidad si desean seguir trabajando una vez alcanzada la edad de jubilación.

Para no incurrir en una incompatibilidad que provoque la suspensión de la pensión, la mejor opción es optar por la jubilación activa. Con esta modalidad, el pensionista puede reincorporarse a la vida laboral sin que le quiten la prestación de jubilación, aunque la cuantía se reducirá al 50 % hasta que cese definitivamente su actividad laboral.

Relacionados

Comentarios