Muévete en el agua... para moverte mejor en tierra

Muévete en el agua... para moverte mejor en tierra

Los beneficios de la natación y, en general, de cualquier tipo de ejercicio realizado en el agua, superan los de otras formas de actividad física. Lo más interesante: se pueden realizar a cualquier edad y sus efectos se ven tanto en el cuerpo como en la mente.

Si nos paramos a pensar en nuestros orígenes (el mar primigenio del que procedemos los humanos, el líquido amniótico en el que nos desarrollamos desde el momento de la concepción...), llegamos a la conclusión de que el agua es realmente nuestro medio natural. Buena prueba de ello es que la natación en particular y los movimientos en el agua en general constituyen el mejor de los ejercicios a cualquier edad y producen beneficios en todo el organismo, incluso (o quizá más) en personas con problemas óseos, trastornos de las articulaciones, minusvalías... Paradójicamente, la mayoría de la gente desconoce aún lo que puede hacer por ellos este tipo de actividad física. Estas son algunas de las ventajas:

  • Al nadar o avanzar en el agua movemos los principales grupos musculares y hacemos trabajar el corazón y los pulmones.

  • Los ejercicios en el agua desarrollan fuerza muscular y resistencia, mejoran la postura y aumentan notablemente la flexibilidad y la capacidad de movimiento.

  • La natación alivia los síntomas de personas con problemas óseos y articulares y mejora su pronóstico.

  • Los ejercicios en el agua no exigen preparación previa; ni siquiera es imprescindible saber nadar.

  • Los ejercicios en el agua producen los mismos beneficios que caminar a paso rápido o correr... sin el trauma que conlleva el impacto de los pies en el suelo.

  • La natación y otros ejercicios en el agua no suponen desgaste para el tejido conectivo, como ocurre con otras formas de actividad física y deportiva (como el aerobic).

En el agua, pesas menos y te mueves mejor

Una de las grandes ventajas de los ejercicios en el agua es la facilidad de movimientos. Es fácil de comprender si pensamos que el cuerpo pesa alrededor de un 15% menos en el agua que fuera de ella.

Asimismo, los movimientos se pueden repetir más veces dentro del agua que en tierra, porque el medio acuático reduce el riesgo de lesiones. Otra ventaja adicional, los ejercicios en el agua son más eficaces, porque el agua ofrece 12 veces más resistencia que el aire.

A cualquier edad, y especialmente en personas mayores, la natación y otros ejercicios realizados en el agua son seguros, aumentan la capacidad de movimiento, combaten la rigidez y la atrofia de las articulaciones, ayudan a controlar la tensión arterial, incrementan la masa ósea, combaten el estrés, ayudan a eliminar peso y a eliminar el exceso de líquidos. ¿A qué esperas para zambullirte?

Marisol Guisasola

Artículo recomendado

Un regalo original y solidario para vuestro aniversario de boda

Un regalo original y solidario para vuestro aniversario de boda

¿Por qué no apostar por un regalo diferente y especial en tu aniversario de boda? Este año sorprende a tu pareja con Regalo Azul de UNICEF, un regalo con el...

Relacionados

Comentarios