DOLOR LUMBAR

¿Tienes dolor lumbar constante? Podrías sufrir lumbalgia aguda

¿Tienes dolor lumbar constante? Podrías sufrir lumbalgia aguda

Te presentamos las causas más frecuentes que determinan la aparición del dolor lumbar agudo y constante.

Las lumbalgiassuponen problemáticas físicas que se refieren directamente a dolores que se manifiestan en la parte baja de la espalda. Para que pueda ser calificada como aguda, la dolencia ha de presentarse con unos síntomas muy concretos, aunque no siempre con la misma frecuencia. Dadas estas circunstancias, existe la posibilidad de que el dolor lumbar se materialice a través de una sensación de ardor o de hormigueo en la zona afectada, además de molestias propiamente dichas que pueden expresarse con diferentes grados de intensidad.

Causas que provocan el dolor lumbar agudo

El lumbago es una de las razones más frecuentes por las que las personas adultas acudimos a las consultas médicas. Se trata de un dolorque se puede manifestar en actividades tan cotidianas como el levantamiento de un objeto pesado, el padecimiento de de un accidente, un desplazamiento repentino o una mala postura al sentarse o tumbarse. Sin embargo, la razón más común para el desarrollo de esta dolencia pasa por sufrir una lesión ocasional en los ligamentos o en los músculos que se encargan de sostener la parte baja de la espalda. Así, el dolor lumbar agudo propiamente dicho puede presentarse a través del desgarro de estos elementos o por la aparición de espasmos musculares.

Otras causas que definen las lumbalgias agudas son: las hernias discales, la etinosis raquídea, la fractura de la médula espinal, la ciática, las fracturas en la columna vertebral originadas por episodios de osteoporosis, la curvatura anormal de la columna vertebral, las afecciones artríticas, los aneurismas aórticos, los problemas inherentes a los embarazos, las patologías que afectan directamente a los órganos reproductores femeninos, las infecciones en la columna vertebral y los cálculos renales.

Las lumbalgias agudas requieren de un diagnósticolo más preciso posible por parte del médico de cabecera de forma que se puedan establecer correctamente tanto las causas que han propiciado su desarrollo como el tratamiento pertinente. Por regla general, los expertos tienden a recetar analgésicos como el paracetamol. Sin embargo, este tipo de medicamentos no reducen considerablemente el tiempo de recuperación. Para ello, podemos optar por tratamientos complementarios como la fisioterapia.

Relacionados

Comentarios