Plusesmas.com

Cómo sobrellevar la ansiedad y evitar que nos robe la salud

Cómo sobrellevar la ansiedad y evitar que nos robe la salud

Superar la ansiedad puede ser mucho más fácil de lo que parece; aprende a controlar tu mente.

La ansiedad es una respuesta natural del organismo ante situaciones de estrés, pero se convierte en un trastorno cuando se presenta de forma habitual y sin motivo aparente. Así, el objetivo no será evitarla, sino conseguir la fortaleza para controlarla.

A pesar de la sensación de malestar que conlleva, este estado de ánimo no provoca por sí mismo problemas físicos ni mentales, pero a la larga puede inducir a estados de depresión o de alteración del sueño.

Y es que, el gran inconveniente de la ansiedad reside en que, si no se toman medidas para controlarla, se mostrará cada vez con más frecuencia. Efectivamente, se tiende a temer el propio desasosiego que produce el estado de ansiedad, habituándose a estar constantemente preocupado y en tensión.

Pasos para superar la ansiedad

Entonces, el primer paso para encontrar una salida de este círculo vicioso reside en identificar el causante de esta sensación de agobio. También suele ser el más complicado, ya que los culpables pueden ser muy diversos: desde un suceso concreto que haya provocado un gran impacto emocional, hasta una serie de pequeños inconvenientes encadenados que terminen por desbordar el estado de ánimo. A veces sucede incluso a la inversa, y la ansiedad llega tras superar una etapa conflictiva.

La solución pasa por reflexionar sobre qué la provoca, y conseguir racionalizar las inquietudes y temores. En este caso suele ser beneficiosa la ayuda de otras personas durante el proceso, en la forma de confidentes con los que poder comparar ideas y alcanzar conclusiones. Hay que tener en cuenta que los motivos reales de un sentimiento pueden estar escondidos en conflictos que la propia persona es incapaz de ver.

Pequeños cambios

En el proceso de superar un trastorno de ansiedad, es necesario modificar el ritmo y los hábitos de la vida diaria. Pero como enseña el 'kaizen', un método japonés que implica la mejora continua, los cambios deben basarse en acciones concretas, simples y factibles.

Esto quiere decir que es necesario avanzar paso a paso, fijándose unas metas realistas y a corto plazo, y sin intentar abarcar más de lo se pueda asumir. A veces, basta con dedicar cinco minutos a una nueva actividad para que resulte efectiva.

Introducir en la rutina diaria ejercicio físico y actividades relajantes suele ser de gran ayuda. Y es que, establecer hábitos es un sistema idóneo para reducir el impacto de la ansiedad y su aparición, en tanto que aportan seguridad y la sensación de control frente a lo que pueda suceder.

En el modo de solventar los problemas y complicaciones cotidianas, es fundamental otorgar prioridades, programarse y no intentar solucionarlo todo a la vez. Los imprevistos son eso, inesperados, pero incluso ante ellos no hay que perder la confianza de poder superarlos.

En los momentos en que se presenten síntomas de ansiedad, hay que tratar de identificar su origen y de variar las condiciones de la situación que la origine. Por ejemplo, si una visita al médico resulta particularmente incómoda, se podría buscar un acompañante, intentar concertar la cita en un momento del día que no aporte tensiones adicionales y hablar con el propio profesional sobre ese estado de ánimo.

Enfrentarse al problema

En muchas ocasiones, la forma de afrontar la ansiedad pasa por buscar refugio en el consumo de comida, café, alcohol o tabaco, o directamente evitando las situaciones que la generan.

Aunque esto suponga un alivio, no deja de ser un efecto pasajero, y que a largo plazo podrá tornarse incluso perjudicial. Por un lado, se puede caer en la adicción, lo que a su vez provoca ansiedad; y, por el otro, en convertir en un hábito el escapar de los problemas, lo que reduce la autoestima y la confianza para superarlos.

El proceso para derrotar a la ansiedad pasa por hacer frente a esas circunstancias difíciles, lo que no quiere decir que deba hacerse sin ayuda. Para conseguirlo, es conveniente empezar con la preparación de una lista de las condiciones individuales que resultan abrumadoras, y comenzar por exponerse de forma controlada a la que uno se vea capaz de asumir. En esto, la regularidad también resulta beneficiosa, al irse convirtiendo en una costumbre y situación controlada, y es más importante la constancia que la intensidad.

Eso sí, las excusas no son una opción. Si se establece una rutina, hay que empeñarse en realizarla, incluso cuando se haga cuesta arriba. Ante las dificultades, existen diversos recursos que facilitarán el progreso, como pedir la ayuda de otras personas, realizar ejercicios de relajación o premiarse a uno mismo cuando se mejore. Pero hay que ser conscientes de que la única manera de empezar a sentirse mejor es afrontando esas situaciones una y otra vez.

Llevar un registro o memoria de las actividades que se lleven a cabo será útil tanto para comprobar la mejoría, y sentirse mejor, como para corregir aspectos sobre la forma de afrontarlas, en caso contrario. Para esto, todo lo que se haga debe ser lo más concreto posible y tener un objetivo.

El poder de la mente

La ansiedad provoca síntomas como nauseas, sensación de vértigo, temblores, dificultades para respirar, sensación de opresión en el pecho, hormigueo en las extremidades... y, en general, tensión muscular. Ante estas dolencias es habitual empezar a sospechar que el causante es una afección más grave, esto supone que uno se preocupe aún más, lo que a su vez provoca que empeore el estado de ánimo.

Intentar razonar sobre la realidad de la situación, esto es, que el causante de esas inquietudes es la propia ansiedad, o distraerse, realizando alguna actividad, ayudarán a dejar de preocuparse innecesariamente.

Esas actividades pueden ser acciones tan simples como dar un paseo, escuchar música, leer o llevar a cabo alguna tarea del hogar, pero también existen rutinas de meditación como los programas de la filosofía 'mindfulness', ejercicios de yoga, técnicas de respiración, remedios de las tradiciones budista e hinduista como los mandalas... e incluso existen aplicaciones para el móvil que sirven de guía para relajarse.

Maribel Corpa, experta en bienestar y belleza y cofundadora de la cadena Templo del Masaje.

Relacionados

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Productos Álvarez Gómez CADA MES, SORTEAMOS UNA MAGNÍFICA
CESTA DE PRODUCTOS ÁLVAREZ GÓMEZ,
VALORADA EN 100 €

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso