PREVENCIÓN

¿Qué causas provocan un infarto de miocardio?

¿Qué causas provocan un infarto de miocardio?

Principalmente dos son las causas que pueden provocar que suframos un infarto. Por un lado, la obstrucción de una arteria coronaria; por otro, un espamo producido en una arteria.

CONTENIDO AUDIOVISUAL
➤ Vídeo: Así se produce un infarto de miocardio
➤ Vídeo: Cómo funciona el corazón
➤ Vídeo: Cómo funcionan las válvulas del corazón
➤ Vídeo: Cómo funcionael sistema de conducción del corazón

Hay 2 causas principales de infarto de miocardio:
1. Obstrucción de las arterias coronarias. Se produce cuando el flujo de sangre a parte del músculo cardiaco (el miocardio) se interrumpe, por obstrucción de una de las arterias coronarias, generalmente como consecuencia de la formación de un coágulo en la placa de ateroma (grasa que se acumula en la pared interior de las arterias).
2. Espasmo. Menos frecuentemente, una arteria coronaria puede contraerse por sufrir un espasmo. Cuando eso sucede, la arteria reduce su diámetro y el flujo de sangre a parte del músculo cardiaco disminuye e, incluso, puede interrumpirse. Aún no se sabe con claridad por qué se producen esos espasmos, pero pueden darse tanto en vasos sanguíneos sanos como en vasos con ateroma.

Un enemigo insidioso: la inflamación
Por un mecanismo que aún no se conoce del todo, el sistema inmunitario de algunas personas se vuelve contra el propio organismo y acaba generando inflamación(uno de los mecanismos de defensa del organismo frente a virus y bacterias) en el recubrimiento interior de las arterias (endotelio). Dicha inflamación interactúa en la placa arterial haciéndola más propensa a romperse y a formar coágulos capaces de obstruir los vasos sanguíneos. Un nuevo y sencillo análisis de sangre capaz de medir las concentraciones de proteína C-reactiva –molécula que señala la presencia de inflamación– puede ayudar a un conocimiento causal. Una decena de estudios ha demostrado que los pacientes con concentraciones altas de proteína C-reactiva tienen mayor riesgo de infartos de miocardio y cerebrales. ¿Que si es fácil controlar ese riesgo? Se ha comprobado que la terapia combinada de aspirina (anticoagulante) y estatinas (para controlar los niveles anómalos de colesterol) es eficaz.

Otros culpables ocultos: infecciones
Bacterias, virus, incluso infecciones por hongos han sido relacionados con la inflamación que deteriora las arterias y que puede conducir al infarto. A veces, esas amenazas permanecen ocultas en el organismo durante mucho tiempo, actuando sigilosamente antes de que los daños se hagan evidentes.

Recientemente, un estudio eliminaba a una sospechosa de la lista de posibles culpables –la Chlamydia pneumoniae–, pero añadía uno nuevo: el Citomegalovirus, causante de mononucleosis infecciosa. También la Helicobater pylori (bacteria responsable de las úlceras de estómago) y la enfermedad de las encías (parodontitis) han sido relacionadas con inflamación arterial.

Otro enemigo: la homocisteína
Es un aminoácido que puede acumularse en la sangre y acabar irritando el recubrimiento interior de las arterias. Mientras los expertos debaten su importancia en la génesis de las cardiopatías, los especialistas recomiendan evitar las altas concentraciones de homocisteína. No se alarmen tampoco esta vez: dichas concentraciones se reducen fácilmente con una dieta rica en ácido fólico (en verduras de hoja verde) y vitaminas B6 y B12.

A medida que la cardiología vaya incorporando nuevos parámetros de riesgo a la lista de análisis y pruebas a los pacientes, los tratamientos se irán haciendo cada vez más específicos y eficaces. Aunque algunos cardiólogos se muestran aún reacios y señalan que la población ya tiene bastante con vigilar el colesterol, la tensión arterial, el peso corporal y la diabetes, Ignacio (y cada vez más especialistas) lo tiene claro: «Mis hermanos y mis hijos ya se han sometido a las pruebas. No me gustaría que un día pasaran por el trauma que yo viví».

3 procedimientos después del infarto
¿Qué es un bypass?
En esta intervención, se secciona y extrae parte de un vaso sanguíneo de otra parte del cuerpo (generalmente de las venas safenas de la pierna o de las arterias mamarias) con objeto de crear un «puente» capaz de salvar una obstrucción aterosclerótica en la arteria coronaria y restablecer el flujo sanguíneo.

¿Qué es un marcapasos?
Es un dispositivo que libera impulsos eléctricos, perfectamente pautados, a las cámaras de bombeo del corazón con el objetivo de normalizar el ritmo cardiaco. Incluye una batería del tamaño de una moneda y circuitos y cables que conectan la fuente de energía con la aurícula derecha o el ventrículo derecho, o ambos.

¿Qué es la angioplastia con stent?
Es la dilatación de un vaso con un catéter provisto de un globo y el stent (una especie de malla metálica). El globo se hincha y abre la arteria, y el stent permanece dentro para mantener la arteria abierta. Nuevos stents recubiertos con fármacos se utilizan para evitar el problema de la reestenosis, en el que la arteria volvía a cerrarse, y que se daba en un alto porcentaje de casos. Algunos especialistas creen que los nuevos stents recubiertos reducirán la necesidad de bypass.

Relacionados

Comentarios (4)

Nelson
07 diciembre 2017 03:41
Me canso al cambiar una rueda del auto y a vececes siento ardor en el pecho principalmente a la mañana al despertar.
flavio arroyo
24 febrero 2017 06:33
Cuando camino una cuadra me dan unas puntadas muy fuertes en el corazon a que se debe ese dolor
sebatian bustos
21 septiembre 2016 14:29
gracias por la información
Ydalberto Ferrera Ramirez
20 agosto 2016 20:10
Información muy instructiva , agradezco el envío de los tratados sobre neurología, cardiovascular, métodos psicoterapéutica, propedeutica y más. Gracias!!!!

Página: 1 / 1 (4 Elementos)