¿Cuándo se convierte la dependencia del móvil en adicción?

¿Cuándo se convierte la dependencia del móvil en adicción?

Continuamente cogemos el móvil para todo: en casa, en el transporte público, en el trabajo, incluso para ir al baño. ¿Os pasa a menudo que no sabéis ir a ninguna parte sin el móvil? No sois los únicos porque la sociedad actual tiene una clara dependencia de las nuevas tecnologías. Su uso y abuso se han generalizado y normalizado tanto que se ha convertido en un producto indispensable. Pero ¿y si detrás de este uso compulsivo del móvil existen riesgos?

¿Cómo se denomina la adicción y dependencia del móvil, por qué se produce y por qué se caracteriza?

La nomofobia hace referencia a una dependencia psicológica y conductual hacia los smartphones o hacia cualquier otro dispositivo digital o, directamente, el trastorno por conectarse a internet. A menudo este trastorno genera ansiedad, aislamiento e incluso puede presentar temor e irritabilidad por no tener el móvil, agresividad e incluso adicción.

No es difícil identificar la adicción al móvil. Partimos de la creencia de que el móvil y las redes sociales nos ayudan a estar conectados con cientos, miles  de personas, pero no hay más que observar cómo cualquier persona, ya sea adulto, joven o niño, solo está atento al móvil y las notificaciones de las redes sociales, sin prestar atención a la interacción verbal y no verbal con las personas que le rodean, es decir, aislándose de su entorno, de personas significativas.

Este fenómeno ya ha sido definido como phubbing, que se caracteriza y pone de manifiesto el desprecio hacia las personas que le rodean. Se trata de una incapacidad para dejar el móvil durante la conversación, ignorando a los otros y alterando la comunicación. 

¿Cómo hacer ver a alguien que sufre adicción al móvil?

En este punto es importante hacerle ver su conducta, señalarle cómo ignora y desprecia a las personas que le rodean. Hay estudios que indican que el 87 % de los jóvenes prefieren comunicarse por la pantalla que cara a cara, por la dificultad de gestionar sus emociones, de ahí que cuando finaliza una relación elijan un mensaje para comunicárselo al otro.

¿Cómo evitar llegar a estos extremos?

 Hay que seguir unas normas muy rígidas, tales como:

  • Los adultos deben ser un ejemplo, ya que a veces también están muy pendientes del móvil.
  • Desactivar las notificaciones del móvil.
  • Dejar todos los móviles al entrar en casa en el mismo sitio.
  • Fijar franjas para el uso del móvil.
  • No usar el móvil nunca antes de irse a dormir.
  • Intentar resolver los conflictos cara a cara.

El enfoque terapéutico para la nomofobia es similar al que se aplica en cualquier adicción

La estrategia más efectiva en psicología es la psicoterapia cognitivo-conductual, requiriendo la intervención de psicólogos y  de otros profesionales especializados en adicciones, tales como la ludopatía, compras compulsivas, etc. Tampoco hay que descartar la posibilidad de realizar un ingreso como parte del tratamiento, dependiendo de la intensidad de la dependencia.

María Lluïsa Ceinos Barrera
Top Doctors

Artículo recomendado

Mi madre se ha roto la cadera y ya no puede vivir sola. ¿Qué podemos hacer?

Mi madre se ha roto la cadera y ya no puede vivir sola. ¿Qué podemos hacer?

Lamentablemente es una situación que pasa más de lo que todos querríamos. La persona mayor está bien, es totalmente autónoma, pero de pronto una caída, un...

Relacionados

Comentarios