Una profesora acoge al bebé de una familia con coronavirus

viernes, 8 de mayo de 2020

Una profesora acoge al bebé de una familia con coronavirus

¿A quién acudes cuando acabas de tener un bebé y toda la familia está enferma con coronavirus? En este caso a la profesora de uno de tus hijos.

El COVID-19 está haciendo que tengamos que lamentar muchos fallecidos, pero también que conozcamos iniciativas y gestos solidarios que nos hacen recuperar la esperanza en el ser humano. Esta historia ocurrió en Connecticut, pero puede pasar en cualquier lugar del mundo. Y es la historia de una profesora que se hizo cargo del hermano recién nacido de uno de sus alumnos porque toda la familia estaba con coronavirus.

Llegar al mundo y encontrarte con el coronavirus

El vínculo entre profesores y alumnos también se estrecha en tiempos del coronavirus a pesar de la distancia. Así al menos lo demuestra Luciana Lira, profesora de primaria que se enteró de que su alumno Junior estaba a punto de tener un hermanito en una situación muy complicada. La madre, Zully, estaba ingresada en el hospital por coronavirus en estado crítico. Y en estas circunstancias llegaba el bebé al mundo.

No hubiera pasado nada extraño si no fuera porque el propio alumno y su padre también dieron positivo por coronavirus. El recién llegado, Neysel, no podía ir a un hogar en peligro y acudieron a la profesora de Junior. Al principio Luciana se ocupaba de comunicarse con los doctores y la familia y también de hacer esas compras necesarias cuando nace un bebé. Pero al final se dieron cuenta de que la familia no podría ocuparse del bebé para no contagiarle.

Así que Neysel estrenó hogar en casa de la profesora de su hermano. ¿No es increíble? Luciana Lira sigue trabajando y ocupándose de su propio hijo de once años, pero ha acogido al pequeño Neysel y lleva más de un mes en su casa a la espera de que la familia del bebé se recupere del coronavirus y su hogar sea un espacio seguro donde no corra ningún peligro.

Mientras eso ocurre, la profesora cuenta con el apoyo de vecinos y compañeros de trabajo en una cadena de empatía y solidaridad que nos conmueve. Y también cuenta con el eterno agradecimiento de esta familia afectada por la pandemia que han traído una nueva vida a un mundo peligroso pero más solidario que nunca.

Relacionados

Comentarios